(442) 192 94 10 | (442) 263 23 07 info@coolspaces.mx

Una cosa fundamental para comenzar un negocio es tener un plan, luego también está el tener la disciplina para ejecutarlo. Ser parte de una startup no siempre es glamoroso y, a menudo, requiere simplemente someterse al proceso.

En su libro The Lean Startup, Eric Ries abunda sobre este punto:

Aprendí de mis éxitos y fracasos y de los de muchos otros, que lo aburrido es la cosa más importante. El éxito en el startup no es una consecuencia de buenos genes o de estar en el lugar correcto en el momento adecuado. El éxito se puede diseñar siguiendo el proceso correcto; y también se puede aprender, lo que significa que se puede enseñar .

Considerar medidas para evitar las fallas en las que frecuentemente caen los nuevos empresarios es parte de este proceso. Aquí enumeramos nueve errores comunes que cometen los emprendedores que se deben evitar al comenzar un nuevo negocio:

 

No gastar suficiente dinero o gastar demasiado

errores comunes que cometen los emprendedores

Como emprendedores, es probable que el dinero sea una de nuestras mayores preocupaciones. Es factible que el flujo de caja previo al lanzamiento sea casi nulo, por lo que ganar y ahorrar dinero generalmente tendrá prioridad sobre todo lo demás.

Hay dos mentalidades que solemos ver entre nuevos emprendedores: “tienes que gastar dinero para ganar dinero” o “gastaré lo mínimo posible hasta que tenga un flujo de efectivo decente”.

Ambas actitudes, cuando se llevan al extremo, pueden ser perjudiciales. Gastemos los fondos de la startup con prudencia, pero no tengamos miedo al invertir en personal bien capacitado y productos de calidad. Esto podría representar algo bueno a largo plazo.

 

Pensar que no se tienen competidores directos

El entusiasmo por un nuevo producto o negocio a menudo puede llevar a los emprendedores a pensar que realmente no tienen competencia directa, o que su producto está tan por encima del de sus rivales que están en una categoría propia. Error.

En realidad, es extremadamente raro no tener competidores directos. A menos que se haya inventado un producto completamente nuevo, siempre habrá alguien que ya tenga participación en el nicho de mercado al que queremos acceder.

Hagamos las debidas diligencias para averiguar cuáles son estas empresas y cómo podemos diferenciarnos de ellas.

Sin duda, uno de los errores comunes que cometen los emprendedores.

 

Tomar decisiones de contratación en función del costo

errores comunes que cometen los emprendedores

Esto está estrechamente relacionado con el punto uno, pero es tan importante que merece ser mencionado aparte.

Cuando los fondos son limitados, es tentador escatimar en el costo de las nuevas contrataciones. El problema con esta estrategia es que terminaremos pagando a largo plazo.

Los empleados y consultores de bajo costo suelen tener ese estatus por una razón: tienen más probabilidades de ser inexpertos, no calificados o poco confiables (o las tres juntas).

 

No establecer metas alcanzables

A veces, los emprendedores pueden sentirse tan cautivados por su “gran idea” que trabajan sin un plan sólido. Pero la realidad es que debemos establecer metas realistas y alcanzables para tener éxito.

Asegurémonos de establecer objetivos a corto y largo plazo, y cerciorémonos de que sean específicos. No sólo pensemos, “quiero ganar un millón este año”, sino que establezcamos una meta razonable y luego determinemos qué pasos específicos tomar para alcanzarla.

Uno de los errores comunes que cometen los emprendedores de los que podemos alejarnos haciendo un análisis certero.

Lee también: 7 pasos para crear una cultura corporativa

 

No pensar en el marketing

errores comunes que cometen los emprendedores

“Si lo construyes, vendrán”. Esta es una creencia común (a veces consciente, a veces no) entre muchos emprendedores. Piensan que sus productos son tan revolucionarios que solo deben confiar en las relaciones públicas gratuitas y en el boca en boca.

En realidad, la gran mayoría de las nuevas empresas deberán invertir mucho en marketing. Esto puede incluir SEO (Search Engine Optimization), content marketing, relaciones públicas y publicidad pagada.

Echemos un vistazo a esos espacios en donde nuestros competidores están gastando su dinero en marketing y preguntémonos cómo podemos competir y diferenciarnos.

 

Tener márgenes demasiado pequeños

Tener un margen de beneficio saludable será fundamental para el éxito. Ponerlo demasiado bajo hará que la vida sea infinitamente más difícil para nuestra empresa en el futuro. Es probable que nuestros clientes no se emocionen cuando sea necesario aumentar precios más adelante.

Echemos un vistazo a los costos de producción y operación y determinemos cuánta flexibilidad tenemos. ¿Podemos reducir estos costos en el futuro si es necesario? Si no, elijamos un margen de beneficio más alto para acomodar estos costos.

 

Creer que puedes hacerlo todo tú solo

errores comunes que cometen los emprendedores

Al principio, es común que pensemos que nadie puede hacer el trabajo tan bien como uno mismo. Conocemos los productos al derecho y al revés, y somos la persona que realmente tiene la pasión de hacer que el negocio tenga éxito.

Pero este tipo de pensamiento no es solo una receta para el agotamiento, sino que puede alejarnos significativamente de las metas.

Tener un asesor o mentor con trayectoria y experiencia puede brindarnos una perspectiva más objetiva del negocio y el mercado.

Errores comunes que cometen los emprendedores que tienen que erradicarse para asegurar el bienestar de la empresa.

 

Paralizarse ante el miedo del “qué pasaría si”

Robert F. Kennedy dijo una vez: “solo los que se atreven a fracasar en grande podrán algún día alcanzar la grandeza”.

Iniciar una startup da miedo, es una experiencia no apta para los débiles de corazón. Tener temor al fracaso y al rechazo es comprensible, pero dejarse incapacitar por este puede dificultar significativamente el progreso.

Reconocer los miedos comunes es un gran primer paso, ya que nos asegura que otros han estado donde nos encontramos ahora.

Aquí cinco temores que necesitamos conquistar antes de comenzar un negocio, parte de los errores comunes que cometen los emprendedores:

  1. Quedarse sin dinero. Si la pérdida de la inversión personal es lo que nos impide avanzar, consideremos otros medios o mejor no nos embarquemos en el negocio.
  2. No ser lo suficientemente bueno. Este miedo se reduce cada vez más entre los nuevos emprendedores

Recordemos que nuestro producto no tiene que ser el mejor en el momento de lanzarse, pero sí debe tener calidad. Siempre se pueden hacer mejoras durante el camino.

Como líder no hay que ser el mejor, solo lo suficientemente hábil mientras adquirimos la experiencia necesaria.

  1. Fallar. Las fallas y los errores siempre son buenas oportunidades para aprender.
  2. Sentirse sobrepasado. La vida del emprendedor es un reto, habrá ocasiones en que nos sintamos sobrepasados o abrumados pero todo es parte de esto. En nosotros está siempre el poder de cambiar la estrategia.
  3. Lo desconocido. Nadie está preparado para ello, así que pongamos todos nuestros miedos a descansar y creamos más en nosotros mismos.

 

Poner el producto en primer lugar y después al cliente

errores comunes que cometen los emprendedores

Al crear nuestro producto y determinar el modelo de negocio, es fundamental que tengamos una mentalidad de primer cliente.

Desafortunadamente, muchos emprendedores están tan preocupados por ganar dinero (comprensiblemente) que olvidan la clave para tener un negocio sostenible: tener clientes satisfechos y leales que compren a largo plazo.

No es fácil ser un nuevo empresario, pero hay errores comunes que cometen los emprendedores que fácilmente pueden evitarse.

Fuente: Entrepreneur

error: Content is protected !!